Su dueña llora desconsoladamente. Él no sabe qué hacer para consolarla. Se deshace en mimos y atenciones. Es, sin duda, un perrito adorable.

| DESCARGAR AQUI |

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *